Flor de la Vida

A mi amigo Luis le interesan todos los temas relacionados con la espiritualidad, desde la geometría sagrada a los diferentes símbolos de culturas diversas, fruto de sus viajes por el mundo. Tiene en el ático de su casa una especie de jaima hecha por él mismo con el paso de los años, y me propuso pintar una de las lonas con algún motivo interesante, asi que después de algunas ideas por su parte y reuniones creativas dimos con una fórmula que le atraía, y que yo podía reflejar con el aerógrafo y píncel: sobre una especie de mandala  superponer la figura sagrada de La Flor de la Vida, y en las esquinas poner algunos símbolos que le identificaran como el Ying-Yang, el símbolo de meditación Ohm, la representación del Merkhaba y una espiral que represente entre otras cosas el movimiento eterno del universo y sus ciclos.

Además hicimos más interesante la Flor de la Vida añadiéndole los colores que representan los 7 Chakras principales en progresión desde el centro al exterior, y del exterior de vuelta al centro jugando con los espacios de la geometría.

 

lonafinish

 

finishjaima

 

Generamos un diseño digital a partir de unos dibujos e imágenes con el que pudimos ir viendo y creando el diseño de la obra a nuestro gusto en el ordenador.

 

flor-vida-design
ojodibujo

ojopc

 

La mejor manera que se me ocurrió para hacerlo debido a la dificultad técnica de la misma realización del diseño en la lona (que incluso tuvimos que adaptar con aislantes para que se quedara fija) fue hacer una plantilla gigante de la Flor de la Vida y otras pequeñitas para los símbolos con acetato para meter los colores con el aerógrafo, y el resto dibujarlo a pinceles y rotuladores especiales.

Crear una plantilla a mano tan grande fue toda una aventura a la hora de dibujar la Flor de la Vida, y hasta tuve que utilizar una cuerda para hacer los círculos con las medidas exactas y luego recortarla en el acetato de manera que la plantilla fuera una sola pieza.

 

geometria

compas
simbolos

lonapintada

 

 

Una vez tomadas las medidas y colocadas las plantillas dibujé una retícula para guiarme en el dibujo del patrón simétrico de fondo, para después ir pintándolo con los pinceles y rotuladores como podéis ver en las imágenes.

El último paso sería darle color por capas con el aerógrafo y dejar todo bien acabado.

 

malla

calculando

pincelando

aerografiando

aeorografo

 

 

Fue un trabajo extenso de casi un mes de duración en total (y con toda la ola de calor de julio de 2015) en el que el bueno de Luis me dejaba su casa como taller creativo, con mucho gusto por parte de los dos.

Fue un placer y un honor formar parte de la gran decoración espiritual de su casa con esta obra tan especial y que espero disfrute por mucho tiempo.

 

cam01997

finishentorno

 

jaima

 

f

 

 

Deja un comentario